Te contamos cómo el entrenamiento, actividad intelectual, socialización, descanso, nutrición y manejo del estrés pueden ayudar a mantener el cerebro activo y joven.

A medida del avance de la vida de una persona, la atención y la concentración suele disminuir. Ese deterioro está absolutamente relacionado con el paso de los años, pero se puede hacer frente si se adoptan hábitos como ejercicio físico, juegos o actividades.

“El 70 % de nuestra juventud cerebral depende de la actividad física más que de la cognitiva”, comentó el psicólogo Marcos Apud en una entrevista al diario La Nación1. El entrenamiento es una de las seis claves para mantener activo nuestro cerebro. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda practicar ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento muscular por al menos 2 horas y media a la semana.

La actividad intelectual y la socialización son otros de los puntos importantes para la juventud del cerebro. Relacionarse con amigos, familiares, compañeros de trabajo y, entretenerse con juegos de mesa o hobbys es fundamental para mantener la vitalidad.

Por otro lado, otras de las claves son el buen descanso y nutrición. Según Conrado Estol, neurólogo del Sanatorio Güemes, es fundamental descansar entre 7 y 8 horas por noche para una buena salud. En el caso de la nutrición, el especialista recomienda tener una alimentación saludable y seguir una dieta mediterránea basada en pescados, legumbres, vegetales, semillas, cereales y hierbas.

Por último, pero no menos importante, el control del estrés. Hay que reducir la ansiedad y las situaciones estresantes para relajar nuestra actividad cerebral y tener más capacidad de recordar y concentrarse.

1 Nota “Deterioro cognitivo: Seis claves para mantener el cerebro joven” en La Nación https://www.lanacion.com.ar/salud/deterioro-cognitivo-seis-claves-para-mantener-el-cerebro-joven-nid09032023/

Los cuidados desde temprana edad

-

Según un estudio de las universidades de Emory, Drexel, Alabama y Texas publicado en la revista JAMA Network Open1, el estrés crónico aumenta hasta un 37% las probabilidades de que adultos mayores de 45 años sufran problemas cognitivos. Esta investigación fue realizada durante más de una década sobre 24.448 personas participantes de distintas edades.

En este sentido, los expertos señalan la importancia de detectar las situaciones de estrés y elaborar un plan para reducirlas con el objetivo de cuidar la salud.

1 Nota “El estrés crónico aumenta 37% las probabilidades de sufrir problemas cognitivos a partir de los 45 años” en Infobae https://www.infobae.com/america/ciencia-america/2023/04/24/el-estres-cronico-aumentaria-un-37-las-probabilidades-de-sufrir-problemas-cognitivos-a-partir-de-los-45-anos

Otras notas de esta edición
Otras notas relacionadas
¡Chateá con nosotros!   ¡Chateá con nosotros!