Interés general

Memoria, divino tesoro. ¿Cómo mantenerla activa?

El exceso de trabajo, los compromisos, el estrés y la ansiedad pueden desencadenar en la pérdida de memoria con el correr del tiempo. ¿Cuáles son los factores de riesgo? ¿Qué se aconseja para mantener activa la memoria? ¿Qué acciones se pueden realizar?

El exceso de trabajo, los compromisos, el estrés y la ansiedad pueden desencadenar en la pérdida de memoria con el correr del tiempo. ¿Cuáles son los factores de riesgo? ¿Qué se aconseja para mantener activa la memoria? ¿Qué acciones se pueden realizar?

Si bien todos a veces nos olvidamos cosas, la pérdida de memoria no es un tema para pasar por alto. El estrés y la ansiedad suelen ser las principales causas entre las personas que tienen verdaderas lagunas mentales. Incluso la Organización Mundial de la Salud1 menciona que el estrés laboral no solo afecta la salud física y la efectividad de los trabajadores sino que también repercute en su salud mental.

Pero incluso ante situaciones de mucho estrés, diversos especialistas mencionan algunas pequeñas acciones que pueden ayudarnos a mantener activa y sana nuestra memoria.

Según un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, las personas que sumaron verduras a su dieta mostraron un 34% menos de posibilidades de tener pérdida o reducción de memoria. Una alimentación saludable es básica para fortalecer la memoria y mantener el correcto funcionamiento de nuestro cerebro, así como también una buena hidratación. El cerebro tiene ¾ partes de agua en su conformación. Por eso es muy importante beberla diariamente.

Conocé los alimentos imprescindibles para mantener una buena memoria
  • Salmón, por la gran concentración de Omega 3.
  • Zanahoria, apio y repollo, favorecen la circulación sanguínea en el cerebro.
  • Carne roja magra e hígado, por su alto contenido de hierro, ayuda a prevenir diferentes demencias, como el Alzheimer.
  • Acelga, espinaca, berro, otras fuentes de hierro.
  • Alimentos integrales: tienen ácido fólico y vitamina B.
  • Semillas de girasol y arándanos, suman vitamina E.
  • Nueces y almendras, para aliviar la fatiga y el estrés.

En la tercera edad es aún más necesaria una buena provisión de nutrientes e hidratación que permitan mantener el cerebro en forma. Los especialistas de la Clínica Mayo mencionan algunas pequeñas acciones que pueden ayudarnos a mantener activa y sana nuestra memoria.

Consejos para una buena memoria

1. Permanecer activo mentalmente

Hacer juegos de palabras cruzadas, aprender a tocar un instrumento o tomar rutas nuevas para ir a un lugar, son actividades que impactan positivamente en nuestro cerebro.

2. Planificá y organizá tu día

No intentes hacer muchas cosas a la vez, y confeccioná una lista de tareas diaria para que te sirva de ayuda-memoria. Andá marcando las que hayas hecho. También es aconsejable destinar un lugar determinado para las llaves, los documentos y otras cosas importantes.

3. Un buen descanso

Dormir entre 7 y 8 horas debe ser prioridad de todos. El sueño tiene un rol imprescindible para consolidar los recuerdos.

4. Realizar actividad física

Dos horas y media de actividad física por semana es lo que recomiendan las principales guías de actividades. Una caminata a buen ritmo o un trotar algunas vueltas a un parque puede marcar la diferencia. La actividad física aumenta la presión sanguínea en todo el cuerpo, incluyendo el cerebro, lo que puede favorecer el cuidado de la memoria.

5. Saber cuándo buscar ayuda

Si bien los olvidos no son siempre para preocuparse, en los adultos mayores deben ser considerados motivo de alarma, sobre todo si afecta información importante, o cuando las lagunas son frecuentes.

Otras notas de esta edición
Otras notas relacionadas